BLOG

Los influencers digitales están más de moda que nunca, pero ¿sabes cómo trabar con ellos para que tu campaña sea un éxito?  Cada día más anunciantes tienen en cuenta el marketing de influencia dentro de su estrategia de comunicación en redes sociales. Estamos en un momento de pleno crecimiento de esta actividad dada su efectividad y bajos costes (comparado con otros formatos) pero eso no quiere decir que siempre se realicen buenas campañas con influencers. Vamos ver a tres errores básicos que hay que evitar antes de plantear cualquier campaña de marketing de influencia.

La selección de l@s influencer marketing:

Basar tu elección solo en el número de seguidores. Este es un error muy común. El número de seguidores es importante, especialmente cuando el objetivo es aumentar la visibilidad de un producto o servicio, pero no debemos fijarnos solo en esa cifra. Es importante comprobar el alcance e impresiones reales generadas por las publicaciones del influencer, su composición demográfica (por país, edad y sexo), el volumen de conversación y el engagement real que genera. Estos datos los puede facilitar el propio influencer o su agencia de representación.

Eso en cuanto a métricas y valores cuantitativos. Cualitativamente hablando se debe escoger a una persona afín a los valores de la marca, potencial consumidor y prescriptor creíble. Que nuestro producto o servicio interese realmente a su público, nuestro target.

 

El trato personal con el influencer y trabajo a realizar:

No debemos olvidar que estamos trabajando con personas o grupos de personas y debemos tratarles con respeto e integrarles en la campaña de manera natural. No son un medio más donde promocionar tu producto.

Es impensable plantear que el cliente pueda colocar su mensaje y con su estilo en el canal de un líder de opinión digital. El influencer no lo aceptará y en el poco posible caso de que lo hiciera el rechazo que generaría en su audiencia sería muy contraproducente para él y para la marca.

La naturalidad y el respeto a la línea editorial del influencer son claves. Estamos tratando con una persona que lleva tiempo trabajando en generar contenidos interesantes y cuidados, construyéndose una credibilidad dentro del sector, un estilo propio reconocible y qué funciona con su audiencia (nuestro target)… por lo que debemos confiar en su profesionalidad y creatividad para que nos proponga el mejor contenido posible para la campaña propuesta. Conoce qué motiva a su audiencia, a qué horas o días está más activa, sobre qué preguntan más… toda esta información nos debe servir para elaborar un briefing claro y una estrategia de marketing de influencia efectiva.

Son expertos en generar contenido, pero hay que ser pacientes y marcar unos timings realistas. El contenido de calidad necesita tiempo. Si ya hay un calendario de trabajo aprobado por ambas partes, presionar más solo puede servir para generar una mala relación

La contraprestación por su trabajo para la marca debe quedar igualmente clara desde el principio.

 

Ejecución y Medición de la Campaña:

Es fundamental recopilar todos los datos a nuestro alcance para poder evaluar el éxito de la campaña y extraer learnings para próximas acciones (qué repetir, qué modificar): Impresiones, usuarios realizados, clicks a un sitio web, compra directa, crecimiento del cliente en redes sociales, aumento de la conversación en torno a sus servicios/productos….

Todo se puede medir en redes en tiempo real para comprobar la efectividad de la colaboración con influencers. Es fundamental estar pendiente de la campaña para solucionar los problemas que puedan surgir: contratiempos por parte del influencer (trabajamos con personas, no lo olvidemos), retrasos por parte del cliente (p.e: lanzamiento de una web) o posibles crisis que pueda desencadenar la colaboración. La actualidad manda y si el día de inicio de la campaña está canibalizado por ciertas noticias con las que no queremos tener vinculación, se puede consensuar junto con el influencer un retraso en la acción publicitaria.

De igual manera la marca debe estar al tanto de los comentarios, preguntas o dudas que puedan surgir entre los seguidores del influencer. Es importante aprovechar ese aumento de la notoriedad y la interacción de los usuarios para capitalizar la acción.

Son conceptos muy básicos, pero día tras día nos encontramos con marcas que no han sabido aprovechar al máximo todo lo que el marketing de influencia puede aportar a su estrategia en redes sociales.

En FUGU hacemos Thinkfluence: Creatividad + Influencia. ¡Si quieres garantizar el éxito de tus acciones con influencers confía en nosotros!

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No comments yet